Legalvia defiende a un ciclista de 70 años

Por 24 abril, 2017Accidentes de Tráfico
legalvia

Más de 200.000 euros para un ciclista de 70 años arrollado en La Corredoria.

Un vecino de Pumarín de 70 años cobrará una indemnización de más de 200.000 euros como compensación a las lesiones que sufrió tras ser atropellado por un vehículo cuando circulaba en bicicleta por la Corredoria camino de una finca en Villaperi. Así lo ha estimado el juzgado de Primera Instancia número 5 de Oviedo, que ha tenido en cuenta buena parte de las exigencias del abogado de la víctima. Entre otras lesiones, en el accidente sufrió un grave traumatismo craneoencefálico.

Los hechos se remontan al 10 de noviembre de 2014 cuando el hombre circulaba con su bicicleta por la calle Francisco Pintado Fe camino de su huerta y fue arrollado por una conductora que se incorporó a la circulación, según la sentencia, “sin respetar” una señal y “sin percatarse de la presencia del ciclista”.

Como consecuencia del impacto, la víctima cayó al suelo, golpeándose brutalmente la cabeza contra un bordillo lo que le causó un grave traumatismo craneoencefálico que le llevó a estar clínicamente muerto hasta que pudo ser reanimado por los servicios de emergencia. Al suceso, una vez camino del inicio de la fase de recuperación, le siguió una larga convalecencia. Todo comenzó con una estancia de catorce días ingresado en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Luego llegarían largos días de una rehabilitación que no pudo finalizar sin secuelas.

Los daños irreversibles que dejó el accidente en la víctima quedaron reflejados en los informes presentados por los médicos del ciclista a través de su letrado, David Labrador (Legalvia Abogados) y quedaron descritos como “un deterioro de las funciones cerebrales superiores”

Por contra, la aseguradora del vehículo implicado en el siniestro no lo ve así. Este es el motivo por el que en el juicio presentó vídeos grabados por un detective siguiendo el día a día del accidentado para tratar de demostrar que el suceso no le había dejado secuelas. Y es que la compañía de seguros sólo reconoció daños por 24.000 euros. Pero la jueza Virgina Otero Chinnici explica en su fallo que las grabaciones realizadas por los detectives de la aseguradora “no revelan una situación distinta” a lo explicado ante el tribunal por los médicos que atendieron al accidentado. En las imágenes, y siempre según la sentencia, el hombre realiza labores sencillas en una huerta que “consisten casi exclusivamente en remover tierra con una azada”. También se le ve haciendo salidas por los alrededores de su domicilio “realizando compras de escasa entidad y que exigen el manejo de pequeñas cantidades de dinero”, como relatan los informes que sí podía hacer.

De esta forma la magistrada del juzgado de Primera Instancia número 5 de Oviedo entiende que la indemnización debe ir más allá de la planteada por la aseguradora. Así el seguro tendrá que pagarle 42.256,80 euros por las secuelas, 18.487,10 por los días que estuvo ingresado 95.862,67 euros por la incapacidad de circular libremente y 450 euros por la bicicleta destrozada. En total, más de 182.000 euros que con los intereses acumulados supondrá una indemnización superior a los 200.000 euros. Aún así, la elevada compensación económica no alcanza el total que solicitaba el letrado David Labrador para su cliente, pues había cuantificado la indemnización en 282.299 euros, como así figuraba en la demanda que presentó en el Juzgado.

LNE