Por qué contratar a un abogado especialista en accidentes de tráfico

Sufrir un accidente de tráfico es posiblemente una de las experiencias más desagradables que puede vivir una persona. La tensión y el shock con los que normalmente se viven este tipo de situaciones hacen que no siempre se piense con claridad sobre los derechos que nos asisten y la manera en que debemos actuar.

Conviene aclarar que cualquier persona que sufra un accidente de tráfico sin ser responsable del mismo tiene derecho a recibir una indemnización por los daños -personales o materiales- que haya sufrido, siendo la compañía de seguros del vehículo responsable del accidente la que aporte dicha indemnización.

daños-materialesComo mencionábamos, los daños sufridos en el percance pueden considerarse materiales si  se producen en el vehículo o en objetos dañados en el accidente (gafas de sol, teléfono móvil, etc.). También se consideran daños materiales todos los menoscabos económicos que la víctima del accidente pueda sufrir. Por otro lado, cuando hablamos de daños personales nos referimos a aquellas lesiones físicas o psicológicas producidas en la víctima como consecuencia del accidente. Estos daños serán valorados por un perito médico según el baremo de tráfico en vigor.

Teniendo en cuenta los daños (tanto materiales como personales) que la víctima haya sufrido tendrá derecho a determinada indemnización. Sin embargo, resulta recomendable contar con el asesoramiento de un profesional especializado en este tipo de procedimientos para tramitar la reclamación. De hecho, la defensa legal puede resultar gratuita –o notablemente más barata- gracias a la cobertura por “Defensa Jurídica” que en la actualidad cubren todas las pólizas de seguros. Esta cobertura ofrece la posibilidad de elegir un abogado concreto y que los gastos (o al menos hasta una cantidad establecida previamente) sean cubiertos por el seguro.

juicio-accidente-traficoLas reclamaciones por accidente de tráfico pueden realizarse por vía judicial o penal. Utilizamos esta última cuando la víctima ha sufrido daños debido a la imprudencia del responsable del accidente. En este caso un médico forense perteneciente al Juzgado de Instrucción determinará la cuantía de la indemnización. Este procedimiento no conlleva costes para la víctima. La vía civil, en cambio, requiere de ciertos gastos destinados al poder para pleitos, el procurador y el perito médico, que será un profesional contratado por el demandante. Es precisamente este quien se encargará de valorar los daños personales y materiales producidos en el accidente.

En Legalvia Abogados somos expertos en procedimientos legales relacionados con accidentes de tráfico. Nuestra dilatada experiencia nos permite comprender a la perfección las necesidades de los clientes, ofreciéndoles la solución adecuada para cada caso.

Leave a Reply